Taxonomía y florística

  

DOI: 10.17129/botsci.2279

Plantas vasculares de la Reserva de la Biosfera Pantanos de Centla, México

Vascular plants of Pantanos de Centla Biosphere Reserve, México


Resumen

Antecedentes:

La Reserva de la Biosfera Pantanos de Centla (RBPC) es considerada uno de los humedales más importantes de Mesoamérica. El objetivo principal de este estudio fue actualizar el listado de plantas vasculares con base en la revisión e integración de fuentes de información.

Preguntas:

¿Cuál es la riqueza actual de plantas vasculares nativas en la RBPC? ¿Cuál es la forma de crecimiento y hábito más frecuente de estas especies? ¿Qué proporción de plantas son acuáticas?

Área de estudio:

Reserva de la Biosfera Pantanos de Centla, México.

Métodos:

La lista de especies se hizo a través de una revisión de la literatura, de colecciones digitales y herbarios.

Resultados:

La flora incluyó 813 taxones específicos, distribuidas en 462 géneros y 115 familias, de las cuales 731 son especies nativas, 64 introducidas y 18 cultivadas. Incluyendo únicamente a especies nativas, las familias mejor repsentadas fueron fueron Fabaceae, Poaceae y Cyperaceae. Las herbáceas fueron la forma de crecimiento más abundante con 432 especies, el hábito terrestre fue el más frecuente con 440 especies, incluyendo 63 acuáticas y 85 hidrófitas. Esta lista florística aumenta en un 15 % las especies nativas que se habían registrado para el RBPC

Conclusiones:

La actualización de la lista florística representa un aumento significativo en la diversidad de plantas vasculares para los humedales mexicanos. Esta información contribuye a la toma de decisiones correctas para el manejo de la biodiversidad de la RBPC y a un profundo conocimiento de los humedales en el país.

 

Palabras clave: 

Flora acuática; florística; humedales; Tabasco.

Abstract

Background:

The Pantanos de Centla Biosphere Reserve (RBPC) is considered one of the most important wetlands in Mesoamerica. The mail goal of this study was to update the list of vascular plants based on the review and integration of all the available information sources.

Question:

What is the richness of native vascular plants in the RBPC? What is the most frequent growth and habit form of these species? What proportion of these plants species are aquatic?

Study site:

Pantanos de Centla Biosphere Reserve, Mexico.

Methods:

The species list was made through a review of literature and of digital collections and herbariums.

Results:

The flora included 813 specific taxa species, distributed in 462 genus and 115 families, of which 731 native species, 64 alien species and 18 cultivated species. Including only native species, the best represented families were Fabaceae, Poaceae and Cyperaceae. Herbaceous are the most abundant growth form, with 432 species. The terrestrial habit was the most frequent with 440 species, including 63 aquatic plants and 85 hydrophytes plants. This floristic list increases by 15% the native species that had registered for the RBPC.

Conclusions:

The presented update of the floristic list represents a significant increase in the diversity of vascular plants for the mexican wetlands. This information contributes to the correct decision making for the biodiversity management of the RBPC and to a profound knowledge of wetlands in the country.

 

Keywords: 

Aquatic flora; floristics; Tabasco; wetlands.


 

 

Los humedales y las comunidades vegetales del delta Usumacinta-Grijalva son considerados como un área prioritaria para la conservación de la biodiversidad a nivel mundial, debido, en parte, a los servicios ambientales que proveen y a la elevada concentración de especies que mantienen (Lot & Novelo 1988, Lot et al. 2015). A causa de ello, en 1992, se decretó el área natural protegida (ANP) Reserva de la Biosfera Pantanos de Centla (RBPC en adelante) con el objetivo de conservar la diversidad de especies y asegurar el equilibrio y la continuidad de los procesos ecológicos y evolutivos (INE 2000). La región en la que se localiza la RBPC contiene la mayor superficie inundada del país y alberga uno de los humedales más importantes de Mesoamérica, considerado así, por la elevada biodiversidad de plantas acuáticas que posee (INE 2000, Novelo & Ramos 2005, Rzedowski 2006), por ser una zona de residencia transitoria y permanente de al menos 328 especies de aves (López-Hernández & Maldonado-Mares 1992, Arizmendi & Márquez-Valdelamar 2000, Córdova-Ávalos et al. 2009), y ser una de las regiones terrestres, marinas e hidrológicas prioritarias a nivel nacional (Arriaga-Cabrera et al. 1998, Arriaga-Cabrera et al. 2000a, 2000b).

Los esfuerzos por reconocer la diversidad de plantas vasculares para la RBPC son previos a su declaratoria. Garibay-Orozco et al. (1988) reportaron 260 especies y más tarde, López-Hernández & Maldonado-Mares (1992) reportaron 366 especies. Una vez decretada el ANP se elaboró el Programa de Manejo, el cual enlistó 569 especies de plantas vasculares (INE 2000). Después de ello, Guadarrama-Olivera & Ortiz-Gil (2000a) realizaron la última actualización de plantas vasculares para la RBPC y reportaron la presencia de 637 especies de plantas vasculares y, por último, Novelo-Retana (2006) enlistó 280 especies de plantas acuáticas. En años recientes se hicieron esfuerzos por documentar la riqueza florística, con estudios que abarcaron algunos sitios prioritarios y con algunos grupos de plantas, los resultados de dichos estudios aportaron nuevos registros que permitieron obtener una actualización de la flora de la RBPC. Chan-Quijano & Rivera-Guzmán (2017) agregaron 14 especies nativas adicionales a las reportadas por Novelo-Retana (2006), y Jiménez-López et al. (2018) adicionaron nueve especies de epífitas vasculares al listado previo de Guadarrama-Olivera & Ortiz-Gil (2000a). A su vez, se realizaron estudios que incluyeron las descripciones de los tipos y asociaciones de la vegetación, y listados florísticos de Tabasco que aportaron información para ampliar y mejorar el conocimiento de la flora de la RBPC (West et al. 1976, López-Mendoza 1980, Cowan 1983, Novelo & Ramos 2005, Pérez et al. 2005).

A pesar de los esfuerzos por estudiar la flora de la RBPC y de sus regiones adyacentes, es claro que el conocimiento está aún incompleto (INE 2000, Novelo-Retana 2006, Ochoa-Gaona et al. 2018) y que no existe alguna actualización que permita incorporar las novedades botánicas registradas en los últimos años, para reconocer la diversidad de plantas nativas de la RBPC. Además, también es importante resaltar que existe una falta de estandarización y distribución de la información generada. La actualización de esta información es crucial para la correcta gestión y toma de decisiones del ANP. En este sentido, el presente trabajo buscó actualizar el listado de plantas vasculares para responder a las siguientes preguntas: ¿cuál es la riqueza actual de plantas vasculares nativas en la Reserva de la Biosfera Pantanos de Centla?, ¿cuál es la forma de crecimiento y hábito más frecuente de estas especies? y ¿qué proporción de plantas son acuáticas? Estas preguntas se respondieron mediante la recopilación y organización de la información existente, la actualización de la nomenclatura y descripción de las formas de crecimiento y hábito de las plantas vasculares nativas registradas en la RBPC.

Materiales y métodos

Área de estudio. La RBPC se localiza en el sureste de México, dentro de la llanura deltaica del sistema fluvial Usumacinta-Grijalva, dentro de los 17° 57’ 53’’ y 18° 39’ 03’’ N y 92° 06’ 39’’ y 92° 47’ 58’’ W (INE 2000) (Figura 1). Se ubica dentro de los municipios de Centla, Centro, Jonuta y Macuspana en Tabasco, y de Carmen y Palizada en Campeche. Los tipos de climas corresponden a cálido subhúmedo y al húmedo con lluvias en verano, la temperatura media anual varía entre 25.4 y 26.5 °C y la precipitación media anual varía entre 1,422.9 y 1,800.6 mm (Novelo-Retana 2006). La topografía es plana, con un rango altitudinal de 0 - 7 m snm (INE 2000). La vegetación está agrupada en ocho asociaciones principales de sistemas acuáticos y terrestres: comunidades hidrófitas, selva mediana subperennifolia (pucteal), selva baja subperennifolia (tintal), manglar, matorral (mucal), palmares de tasistal, palmares de guanal y vegetación riparia. De éstas, las comunidades hidrófitas son las que ocupan la mayor superficie del ANP (INE 2000, Novelo-Retana 2006, Mata-Zayas et al. 2017). A su vez, también existe vegetación secundaria o acahuales, y agroecosistemas como el cultivo de coco y pastizales para la ganadería (Mata-Zayas et al. 2017).